Canal RSS

Torrijas

Publicado en

 

Dedicado a mis queridos amigos los P.T.  Pablo y Toni,  que disfrutan tanto con los dulces.

Hoy toca una receta de postres.  Esta es muy típica, de esas que se aprenden en las casas, porque la madre o la abuela las han preparado siempre. Recuerdo que de niña mi madre las preparaba  en Semana Santa (tradición en mi tierra) y mi abuela materna las hacía con azúcar y canela o con vino, según fueran para los niños o los mayores.

Son sencillísimas y cualquier persona golosa, aunque sea poco experta en la cocina, las puede preparar.

Ingredientes:

  • Un barra y media de pan del día anterior (si tiene dos días, también sirve)
  • Dos litros de leche.
  • Un limón. Mejor si es ecológico, sin pesticidas.
  • Dos palos de canela.
  • 150 gr. de azúcar
  • 8 huevos medianos.
  • 500 cc. de aceite para freir (oliva o girasol, según el gusto personal de quien cocine).

Preparación:

Primeramente ponemos al fuego un cazo grande con  la leche,  el azúcar, los palos  de canela y la cáscara del limón (sólo se utiliza esta parte. El resto podemos guardarlo para utilizar en otra ocasión). Esperamos a que hierva. Bajamos el fuego al mínimo y la dejamos un minuto más o menos.

Mientras tanto, cortamos el pan en rebanadas de 1,5 cm. aproximadamente y las colocamos en una fuente profunda. Si no caben todas, utilizaremos dos fuentes, ya que deben quedar juntas pero no superpuestas. Una vez colocada, echamos la mitad de la leche en las fuentes (sin los palos de canela ni la cáscara de limón, que solamente se utilizan para dar un mejor sabor). Al estar caliente, el pan se empapa enseguida. Poner el aceite a calentar en una sartén grande y honda, a fuego medio/bajo, para que no se queme. Es muy importante la temperatura al freír las torrijas, ya que si conseguimos la adecuada, podremos freírlas todas sin cambiar el aceite.

A continuación batimos los huevos en un bol e introducimos las rebanadas de pan mojado. Primero por un lado …

luego por el otro…

y las vamos friendo hasta que estén doraditas. Las sacamos de la sartén y las dejamos escurrir en un plato sobre papel de cocina, para que absorban la mayor parte del aceite.

Y ya están… así de fáciles de preparar. Ahora viene el gusto personal de cada uno. Al principio de la entrada he colocado una foto de un plato de torrijas con azúcar y canela. Esas son la variedad  a la que nosotros llamamos “seca”. También podemos prepararlas sólo con azúcar (son las que gustan más a los niños)

Pero si las queremos “mojaditas”, basta añadirles la leche que nos ha sobrado y quedan así de ricas…

En mi casa no somos muy amantes de las torrijas hechas con vino,  por lo que no puedo insertar ninguna imagen. La preparación es la misma, sólo que en lugar de mojar las rebanadas de pan en leche preparada, se hace en vino tinto caliente (hervido previamente con palos de canela y azúcar también). Después se pasan por huevo batido y se fríen igualmente. Se pueden servir “secas” y espolvoreadas de azúcar o “mojaditas” con vino tinto caliente preparado.

De una u otra forma, es un postre económico, de fácil preparación y muy rico. Espero que lo disfrutéis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: