Canal RSS

Sobre mí

Decía mi madre que llegué al mundo un día 15 de abril, que era un lunes Santo. Tal vez eso marcó mi pasión por la Semana Santa. Siempre me sobrecoge el silencio y la solemnidad de la gente cuando contemplo el recorrido de los pasos.

Nací en Guadalajara, pero viví en Madrid desde muy niña. Y es la ciudad que llevo en el corazón, a pesar de que mi destino viajero me hiciera recalar en Palma de Mallorca, donde llevo viviendo la mayor parte de mi vida.

Siempre fui una estudiante aplicada. Mi pasión por las letras surgió siendo niña. Por edad, me tocó vivir la España del franquismo y la moderación económica era la norma general para la mayoría de las familias. En mi casa había pocos libros, porque no se consideraba un artículo de primera necesidad. Pero yo me las ingeniaba para encontrar nuevas lecturas. Leí a los clásicos a pesar de no entenderlos y poco a poco me fui metiendo en un mundo que me fascinó. Fue a los once años cuando decidí que quería ser escritora y traté de formarme para lograrlo. Pero en la vida no siempre van unidos sueños y realidades y he vivido ejerciendo diversas profesiones, ninguna de ellas relacionada con la literatura. Sin embargo, es mi pasión y, aunque he escrito muchos cuentos y relatos, no ha sido hasta este momento que me he decidido a compartirlos. Las nuevas tecnologías ayudan mucho en ese sentido.

De mí dicen que soy buena anfitriona y que en mi casa se respira ese olor a pucheros que nos retrotrae a la niñez. Me encanta la cocina, casi tanto como las letras y disfruto enormemente preparando recetas para mi familia y mis amigos, que siempre se sorprenden cuando prueban mis guisos, porque no entienden cómo salen tan buenos siendo como soy anósmica. De ahí nació la idea de este blog. Espero poder llegar a muchas personas y que disfrutemos juntos de compartir lecturas y sabrosas recetas.

Tengo dos hijos, lo mejor de mi vida, jóvenes universitarios, que a diario me sorpenden y de los que a menudo aprendo algo. Uno de ellos,  cocinillas aficionado  pero con gustos diametralmente opuestos a los míos,  publica a veces recetas. Algunas son buenas, otras… yo no me he atrevido a probarlas, pero lo mejor de todo es la frescura que tiene escribiendo detalladamente los pasos a seguir. No dejéis de verlas, porque al menos con la lectura pasaréis un buen rato.

Escritora diletante, amante de la cocina y perfeccionista nata, soy ante todo, una buena persona.

Carmen Batanero

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: