Canal RSS

Tarta de polenta, almendra y limón.

Publicado en

He cocinado pasteles muchas veces para obsequiar a mi familia y mis amigos. Cada uno de esos dulces tiene una historia personal. Los preparados para cumpleaños, a gusto de los homenajeados. Otros, en recuerdo de nuestra madre y algunos más,  dedicados especialmente a esos amigos golosos que todos tenemos y que, en mi caso, aprecian mucho mis recetas.

Ya he comentado en el blog que prefiero lo salado a lo dulce, sin ser enemiga del azúcar o la miel. Si tengo que elegir, me quedo con un buen arroz caldoso antes que con un pastel. Pero esta vez he querido hacer una excepción y he preparado, por primera vez, una tarta que se me antojaba extraña por sus ingredientes. Como en otras ocasiones, he contado con la inestimable y cariñosa ayuda de Geles, cuyo marido es un fantástico cocinero. Ella me ha enviado la receta y yo la he puesto en práctica. Gracias querida amiga por esta maravilla culinaria. La voy a considerar  como un regalo. Por cierto, las homenajeadas esta vez fuimos mi hermana pequeña y yo, con la que comparto cumpleaños desde el día que nació. Ella fue  el mejor regalo que he recibido nunca.

Os dejo esta pequeña muestra del aspecto que presentaba la riquísima tarta de polenta, almendra y limón.

Ingredientes:

  • 450 gr de mantequilla sin sal (blanda, sacar de la nevera con anterioridad)
  • 450 gr de azúcar
  • 450 gr de almendras molidas
  • 2 cucharaditas de café de esencia de vainilla
  • Seis huevos
  • La ralladura de la piel de 4 limones
  • El zumo de un limón
  • 225 gr de harina de polenta (harina de maíz
  • 1 cucharadita y 1/2 de café de levadura Royal
  • 1/4 cucharadita de café de sal

Los ingredientes juntos…

Y agrupados…

Huevos, azúcar y mantequilla.

Almendra, vainilla y limones.

La harina de polenta.

He de confesar que, aunque había visto algunas recetas con este ingrediente, nunca lo había utilizado. Por eso no sabia muy bien lo que buscaba. Después de visitar varios establecimientos (entre ellos el supermercado de El Corte Inglés) donde ignoraban lo que les estaba pidiendo, me dirigí a una herboristería de confianza. Allí me dijeron que la harina de polenta en realidad es harina de maíz. Ojo, no tiene nada que ver con la Maicena. En este caso es de color amarillo y tiene una textura diferente.

El zumo y la ralladura de limón.

Y  los adornos para la tarta.

Preparación:

Vamos a empezar precalentando el horno a 160C.

Después engrasaremos un molde con la mantequilla y con algo de harina normal (es decir, de la que tenemos en casa habitualmente, de trigo) retirando el exceso. Para esta receta yo he utilizado uno de 28 cm. de diametro, con la idea de que la tarta saliera más grande y bajita, a fin de poder decorarla.

Así debe quedar el molde.

A continuación, en un recipiente grande, batiremos la mantequilla y el azúcar juntos…

… hasta conseguir una mezcla ligera y de color claro.

Añadimos la almendra molida …

… Y la vainilla…

Batimos el conjunto dos minutos…

Introducimos los huevos uno a uno…

… Y los batimos dos minutos más, hasta que la masa tenga este aspecto.

Finalmente, incorporamos la ralladura y el zumo de limón, la polenta, la levadura y la sal.

Introducimos  la mezcla poco a poco en el molde preparado y cocinamos en el horno durante una hora y cuarto, o hasta que esté cuajada. Para saberlo, debemos pincharla con un palillo largo. Si sale limpio, es que está cocida completamente.

La tarta adquirirá un tono marrón oscuro en la superficie y más claro en su interior.

Un vez sacada  del horno, la dejaremos enfriar antes de desmoldarla, para que no se rompa. Yo la preparé el sábado por la tarde y la adorné el domingo por la mañana.

Os explico paso a paso cómo elaborar la cobertura que pondremos  sobre el bizcocho.

Necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 100 gr. de mantequilla
  • 30 gr. de azúcar glacé
  • 200 gr. de queso tipo Philadelphia

Y ahora su preparación:

En un bol grande ponemos la mantequilla blanda (podemos meterla en el microondas para ablandarla, si no la hemos sacado de la nevera un rato antes) junto con el azúcar glacé y batimos el conjunto durante dos minutos.

A continuación añadimos el queso y lo batimos hasta que quede bien mezclado.

Extenderemos la cobertura sobre la tarta fría, con ayuda de una espátula.  Y finalmente colocaremos los adornos. Yo elegí flores de azúcar amarillas, almendra troceada en tiras y trocitos de limón glaseado, acorde con el sabor de la tarta.

Y este es el resultado…  Apetecible ¿verdad?.

Una nota importante:  Al no utilizar harina de trigo,  es apta para celíacos. Pero en ese caso habría que emplear  harina de polenta para preparar el molde.

Como no podía ser menos, con velitas para celebrar nuestro cumpleaños.

Algunos primeros planos de los adornos

Espero que probéis de hacerla y me contéis si os ha parecido complicada su elaboración y, sobre todo, si os ha gustado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: