Canal RSS

Albóndigas de pollo y sobrasada a la jardinera

Publicado en

Las aves y especialmente el pollo, tienen una carne tierna que permite muchísimas formas de preparación. Asado, a la plancha, frito, al ajillo, con diversas salsas, empanado… y todas son exquisitas.

Hoy hemos querido innovar y con la carne de los cuartos traseros hemos elaborado unas albóndigas diferentes, tanto por su sabor como por su textura. El secreto está en mezclarla con un poco de sobrasada.

Ingredientes (Para cuatro personas):

  • Tres cuartos traseros de pollo.
  • Un trozo pequeño de sobrasada
  • Una rebanada de pan de molde
  • Hierbas diversas, sal y pimienta
  • Tres zanahorias
  • Tres alcachofas
  • Tres cuartos de kilo de patatas para hervir
  • Aceite para freírlo todo
  • Harina para rebozar y añadir a la “masa” de carne

Preparación:


Si compramos la carne en una carnicería, podemos pedir que nos limpien los cuartos y retiren la piel y los huesos. Si la adquirimos en un supermercado, deberemos hacerlo nosotros en casa. No es difícil, pero siempre es más cómodo traerla de la carnicería ya picada.

En este caso, la hemos preparado en casa, con una picadora doméstica. La textura de la carne de pollo picada es muy peculiar y para poder formar albóndigas compactas, es necesario añadir otros ingredientes que le den consistencia.

Si, el aspecto  es extraño. Casi parece una de las recetas que inventa mi hijo Áxel, pero os aseguro que el resultado es magnífico.

Aquí la vemos picada y mezclada ya con la sobrasada. De ahí ese color “naranjita” que tiene, por el pimentón que lleva incorporado el embutido.

Como os decía, para dar consistencia a la carne le vamos a poner una rebanada de pan de molde y para darle un sabor más fino,  un huevo.

También unas hierbas. La verdad es que soy muy amante de usarlas en casi todas las recetas, porque dan el punto de sabor que buscamos. En este caso he elegido albahaca, estragón (para mezclar con la carne de pollo es excepcional) y orégano. Por supuesto un poco de sal. Aunque la receta lleva pimienta (está en la lista de ingredientes) yo he optado por no ponerla, porque mi hijo pequeño es poco amante de esa especia.

Y para completar el plato, en sabores y nutrientes, un poco de verdura. Las nuevas generaciones parece que tuvieran alergia a la “comida verde”, como dice algunas veces mi ayudante cocinero Áxel.  Lo que tenemos que inventar las madres para que nuestros hijos las  coman … Incluso les hemos llegado a contar que así tendrían los ojos verdes (como en aquél precioso anuncio de Coca-Cola).

La zanahoria y los guisantes se utilizan generalmente en todos los platos preparados “a la jardinera”. Las alchachofas le dan un sabor muy bueno y en invierno se pueden adquirir muy tiernas. En la medida de lo posible deberíamos consumir siempre las frutas y verduras de la estación, no sólo porque tienen un precio adecuado, sino especialmente porque se encuentran en su punto de maduración.

Las patatas ayudan a “engordar”  el plato. Hay que pensar también en la economía… Y a los jóvenes les encantan. Acompañando lo que sea, fritas o hervidas.

Vamos paso por paso a preparar las albóndigas. Después de tener la carne picada junto con la sobrasada, el siguiente paso es mezclar el pan con el huevo, las hierbas, la sal y la pimienta.

A continuación añadimos y mezclamos la carne.

Un poco de harina para terminar de darle la consistencia adecuada que nos permita hacer las albóndigas.

Así de vistosas nos quedarán.

Una vez elaboradas, procedemos a cocinarlas.

Lo primero que haremos será freírlas en una sartén en abundante aceite y a fuego vivo, para que se  doren, pero con cuidado de que no se queme la  harina, que le daría un gusto amargo al guiso. Las retiramos para después añadirlas.

Vamos con el resto de los ingredientes. En una olla de barro ponemos una parte del aceite que nos ha quedado de freír las albóndigas y cuando esté caliente añadimos las patatas, para sofreirlas. Para las personas que no están acostumbradas a cocinar en recipientes de barro, es importante que movais continuamente las patatas, porque se pegan muy fácilmente al fondo de la perola. Personalmente (y como habréis podido ver en otros “post” del blog) soy muy aficionada a utilizar cazuelas de barro, porque les da a los platos un sabor inmejorable, “el de toda la vida”, como me dicen frecuentemente algunos de mis invitados.

Cuando estén sofritas las patatas (dos o tres minutos)  añadimos la zanahoria previamente cortada.

Después de haberlo sofrito todo unos tres minutos más, añadimos las albóndigas que teníamos reservadas.

Lo cubrimos con agua y añadimos la sal. Hay que tener cuidado con el punto, porque la sobrasada (si es de buena calidad, como casi toda la que tenemos en Mallorca) tiene un sabor un poco fuerte y además al preparar las albóndigas ya las hemos salpimentado.

Lo hervimos  unos quince minutos. Pasado este tiempo añadimos los guisantes y las alcachofas y dejamos que cuezan otros diez minutos más, para que no queden excesivamente blandos.  Y listo para servir.

Ya veis, un plato original, barato, rico en proteínas y vitaminas y fantástico para los días fríos de invierno.

Anuncios

»

  1. Nuca había visto esta receta con el “punto” de la sobrasada, habrá que hacerla. Tiene muy buena pinta, me acaba de abrir el apetito 🙂

    Enlazo tu receta en mi facebook y blog

    Un saludo

    Responder
    • Intentamos ser originales de vez en cuando. Nos gusta innovar, pero no siempre conseguimos platos “comestibles” por mucho que mi ayudante (Áxel) diga que lo son (véase choco pollo). Personalmente, disfruto con los platos con un sabor un tanto “fuerte”, ya que sufro de anosmia (lo que no es incompatible con el placer de la mesa). Gracias por tu comentario y por enlazar mi receta en tu facebook y tu blog. Por cierto ¿qué nombre tiene? Me gustaría conocerlo.
      Un saludo.

      Responder
  2. Saludos Carmen

    en la variedad está el gusto, por lo menos eso dice el refrán 🙂

    yo también hago a veces experimentos y en ocasiones salen mejor y en otras no tan bien.

    Mi web sobre la sobrasada es http://www.sobrasada.es desde allí puedes ver el blog, su facebook y twitter.

    Aún no me he dado tiempo a poner el enlace en el blog, solo en facebook.

    Un saludo y gracias por contestar a mi comentario.

    Mauricio.

    Responder
    • Una web muy interesante y recomendable para que la visiten todos los que no viven en Mallorca. Podrán conocer de primera mano las maravillas de nuestro producto.
      Un saludo.

      Responder
  3. Enhorabuena la hice el Sábado y se chuparon los dedos.

    Gracias.

    Responder
  4. Muchas gracias por tu comentario. Y me alegro de que tus comensales disfrutaran con este plato ¿Verdad que es fácil de preparar?. Seguiremos investigando y preparando nuevas recetas con sobrasada, procurando que sean originales y sabrosas. Un saludo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: