Canal RSS

Sopas mallorquinas de matanzas

Publicado en

Una de las recetas más conocidas de la cocina de Mallorca son las “Sopas”.  El nombre viene dado por el tipo de pan que se utiliza para su preparación, tradicionalmente llamado así, “pan de sopas”. Es un plato consistente, calórico y completo. Rico en proteínas, hidratos y vitaminas. Algo laborioso de realizar, compensa con creces el tiempo dedicado, por lo sabrosas que resultan. Son propias de los meses fríos y si se preparan en otoño, se les puede añadir setas y tirabeques. También se les suele poner butifarrón (embutido hecho con sangre de cerdo y piñones, con cierto parecido a la morcilla, típico de Mallorca), aunque en esta receta no lo hemos utilizado.

Como podéis ver en su presentación, se sirven acompañadas de guindillas, “fonoll marí” y pimientos verdes (frescos o en vinagre).

Ingredientes:

  • 400 gr. de “sopas”
  • Cuatro cebolletas
  • 3 tomates de “ramillete” o un tomate grande pelado y troceado
  • Media coliflor
  • Cuatro dientes de ajo
  • Media col (repollo rizado)
  • Un manojo de espinacas
  • Una taza de guisantes
  • Una tacita y media de aceite de oliva
  • 300 gr. de lomo de cerdo
  • 300 gr. de carne magra de cerdo
  • Una cucharada de pimentón dulce y una pizca de picante
  • Una pizca de canela, de clavo y de pimienta negra
  • Sal

Aquí podéis ver algunos de los ingredientes en conjunto.

Y por separado…

Esto es el “pan de sopas”.  Se trata de rebanadas de pan payés mallorquín (pan oscuro), cortadas finísimas y algo secas. En Mallorca las venden ya preparadas.

Las cebolletas.

El tomate.

La coliflor y las alcachofas.

La col

Las espinacas

Los guisantes y los ajos

La carne

Preparación:

Lavamos cuidadosamente toda la hortaliza y la verdura. Cortamos la cebolleta a lo largo en tiras finas (tal y como se ve en la foto). Picamos los ajos y el perejil. Quitamos los troncos gruesos de la col y de las espinacas y partimos las hojas a trozos con la mano. Cortamos la carne en dados. Pelamos los guisantes si non naturales o los descongelamos si los hemos comprado ya limpios.

Calentamos el aceite en una cazuela de barro y rehogamos la carne hasta que esté dorada.

A continuación añadimos la cebolleta y cuando esté jugosa los ajos y el tomate. Le damos vueltas hasta que esté confitado.

Ahora unimos la col y le damos vueltas hasta que quede bien rehogada.

Añadimos las alcachofas y la coliflor y le damos unas vueltas.

Después incorporamos los guisantes y dejamos que se rehogue el conjunto dándole más vueltas.

Por último añadimos las espinacas. Si tuviéramos setas en la preparación de la receta, ahora sería el momento de incorporarlas. Es el momento de echar a la cazuela dos tazones de agua hirviendo. Sazonaremos,  especiaremos y dejaremos cocer hasta que la verdura esté un poco tersa (no excesivamente blanda). Probaremos la sazón (tiene que estar un poco fuerte, ya que el pan restará sabor), sacamos la verdura con una espumadera y la dejamos en un bol aparte. Ponemos la mitad de las “sopas” en el caldo hirviendo, añadimos la verdura con una espumadera, ya que la cazuela debe quedar sin caldo,   y a continuación el resto de “sopas”. Regamos con un hilillo de aceite de oliva y metemos la cazuela en el horno unos minutos, hasta que se dore el pan.

Se sirven acompañadas de alcaparras, rabanitos, guindillas, pimientos en vinagre, aceitunas partidas …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: