Canal RSS

Cerdo agridulce (en versión española)

Publicado en

 

Después del éxito obtenido por la receta de mi hijo Áxel, me he planteado dos cuestiones: la primera si a los “cocinillas” les gusta ver todos y cada uno de los pasos en la elaboración y la segunda, si lo que atrae es lo raro, lo que podemos imaginar pero no realizar. Doy fe de que a él le gusta el “choco-pollo”, porque lo ha preparado varias veces y se lo ha comido. Conste que el resto de la familia no ha sido tan atrevida, pero ahora que le ha cogido el gustillo a eso de “inventar”, tal vez nos lancemos a probar nuevos sabores.

En cualquier caso, hoy os dejo algo que se sale de lo cotidiano, quizás porque es laborioso, aunque muy bueno para el paladar. Y con un montón de fotos, para que podáis ver paso a paso cómo se prepara.

Esta vez las cantidades son para unas ocho personas y se puede acompañar con un arroz blanco sin más.

Por la foto se ve  el aspecto tan rico que tiene.

Ingredientes:

  • 2 Solomillos de cerdo de unos 400/450  gr. cada uno
  • 4 cebollas pequeñas o dos grandes
  • Una lata de piña (8 rodajas grandes)
  • 4 ó 5 zanahorias medianas
  • 3 pimientos tipo “Italiano”
  • 100 ml. de salsa de soja
  • 100 gr. de harina
  • 50 gr. de maicena
  • 250 ml. de aceite de girasol y oliva mezclados

Para la salsa:

  • 8 cucharadas  de aceite
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 6 cucharadas de vinagre de vino
  • 8 cucharadas de ketchup
  • 2 cucharadas de maicena
  • un vaso  de caldo (unos 250 ml.) o de agua con una pastilla de caldo concentrado de carne
  • El jugo de la lata de piña (la grande suele tener entre 250/300 ml.)

Preparación

Como dice mi hijo, lo mejor es tenerlo todo preparado antes de empezar.

Los solomillos…

La piña y las cebollas…

Los pimientos y las zanahorias…

Y los otros ingredientes…

Lo  primero que hay que hacer es trocear los solomillos en pequeños dados y dejarlos macerar en un cuenco con los 100 ml. de salsa de soja.

Mientras tanto, cortamos la fruta y las verduras.

Empezaremos por la piña.

La cebolla …

Y el pimiento verde…

Tendremos a mano una sartén antiadherente  y una cazuela de barro grande.

Ponemos la sartén a fuego medio-fuerte con 100 ml. de aceite mezclado, para que el sabor sea más suave.

Primero sofreimos la piña unos cinco minutos, hasta que quede  dorada.  Cuando esté lista, la sacamos de la sartén y la ponemos en una  cazuela de barro.

Mientras  se hace la piña,  cortamos la zanahoria en rodajas transversales de medio centímetro. Se sofríen otros cinco minutos.

Una imagen vale más que mil palabras…

Después sofreímos la cebolla cinco minutos más.

Cuando esté lista  la retiramos a la cazuela, junto con la piña y las zanahorias.

Por último, sofreimos el pimiento verde dos minutos.

Es importante respetar los tiempos de cocción de la piña y las verduras, ya que deben quedar crujientes.

Bien, ya tenemos listas las verduras, ahora, a por la carne, que ya llevará un buen rato macerándose. El sabor de la salsa de soja habrá impregnado por completo el solomillo.

En este punto de la receta, mezclamos la harina y la maicena en un plato. A continuación pasamos los trozos de carne por la mezcla y los colocamos en una bandeja con un par de hojas de papel de cocina, para quitar el sobrante de harinas.

Añadimos  150 ml. de aceite  a la sartén y freimos toda la carne. Según la vayamos sacando  la colocaremos en un plato con papel de cocina para absorber al máximo la grasa.  La incorporamos a la cazuela, junto con las verduras y la piña.

Ahora, vamos a preparar la salsa. Para ello ponemos en  un cuenco grande  todos los ingredientes (excepto la maicena). Si ha sobrado aceite de freir la carne, podemos aprovecharlo, ya que tendrá más gusto.   En un vaso con un poco de agua fría (un tercio más o menos) disolvemos la maicena. Una vez disuelta, la incorporaremos, junto con los ingredientes  de la salsa, a la cazuela de barro. Mezclamos bien la salsa con las verduras y la carne y dejamos cocer a fuego suave unos tres o cuatro minutos, removiendo de vez en cuando la cazuela por las asas para que no se pegue. La salsa no debe quedar demasiado espesa.

He aquí el resultado….

Espero que la disfrutéis tanto como mi familia. A ellos les gusta de un día para otro y a temperatura ambiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: